Cómo elegir el vibrador ideal para una mujer

by

Ésta es la pregunta del millón para muchas mujeres e incluso hombres que desean regalar a su pareja un vibrador o consolador. Lo cierto es que adivinarlo a priori es como si preguntáramos a los hombres cuál seria el mejor gol. ¿Por la escuadra? ¿De rabona? ¿De vaselina? ¿En el último minuto? Pues todos son goles, que es lo que cuenta, y a cada uno le gusta uno.

En el sexo, y con los juguetes, pasa lo mismo. A cada mujer le gusta que le metan el gol de forma distinta; lo que seguro no quieren es que la pelota se vaya a la gradería o que justo cuando vayas a chutar resbales y te caigas de morros. Ellas quieren gritar gol, como ellos.

El juguete ideal es aquél que a ella le estimule de la forma que más le guste y donde le guste, y para ello hay que experimentar mucho. Cuanto más se conozca ella misma y la conozca su amante, mejor podréis elegir el juguete. Vamos a enumerar unas pocas variables para el éxito –o no- de la elección de un juguete. Teniendo en cuenta estas premisas acotaremos mucho más y estaremos más cerca de elegir el juguete estrella:

–        Que vibre o que no (vibrador frente a consolador o dildo)

–      Que sea un juguete para introducir en la vagina, el ano o para estimularse externamente (clítoris, labios mayores, menores, pezones…) Aquí ya haces la criba más importante.

–       Que tenga forma fálica y sea realista (con todas las venas), que sea de diseño o que tenga forma de delfín, dragón, gusano, pato, mariposa o cualquier otro bicho inofensivo.

–       Que esté duro como un bate de béisbol o sea más bien blandito y flexible

–       Que tenga una vibración suave o potente

–       Que sea grande o pequeñito y discreto para llevar en el bolso o de viaje

–       Que tenga una vibración continua o discontinua.

–       Que lo pueda utilizar en el agua porque su fantasía preferida sea montárselo con el fontanero.

–       Que el extremo del juguete esté inclinado para acceder a su punto G

–       Que su superficie sea totalmente lisa o tenga rugosidad (textura)

–       Que funcione con pilas o sea recargable

–       Que quiera estimularse a la vez vaginal y clitorianamente

–       Que quiera estimularse a la vez vaginal, clitoriana y analmente.

Podríamos seguir más y más. Con todo esto, preguntar cuál es el juguete ideal es algo muy genérico. Eso sí, lo importante es que sea siempre de buena calidad para que no lo tengáis que tirar al contenedor de reciclaje a los dos usos. Esto implica un material hipoalergénico, libre de ftalatos tóxicos y que no sea muy poroso, esto es, que no retenga fluidos ni olores indeseables –la silicona es de lo mejor-.

Por lo demás, probar, probar y probar hasta dar con el que más satisfaga.

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience.

 

Fotografía superior de Elena & Vitaliy Vasilieva

Deja tu comentario

*

*