All about Sex — 20 marzo, 2014 at 18:03

Cómo llegar al orgasmo usando tus dedos

by

 

Aprender a masturbarse por si sola adecuadamente puede resultar algo complicado al principio para muchas mujeres. Es por eso que voy a mostraros exactamente qué hacer para alcanzar el máximo placer.

Hemos reunido 5 consejos que creemos que te ayudarán a tener uno de los mejores orgasmos de tu vida:

1. Relájate. El primer problema que muchas mujeres encuentran a la hora de comenzar a tocarse es que está nerviosas, incómodas e -incluso- algo asustadas con la idea de darse placer a sí mismas. Esto es natural, pero no te va a ayudar a entrar en calor.

De hecho, muchas mujeres se sienten frustradas porque están más preocupadas en pensar en lo que deberían sentir que en realmente dejarse llevar y disfrutar. Así que la primera cosa que necesitas es relajarte y encontrar una posición cómoda.

Si no te resulta fácil relajarte, piensa qué te hace sentir cómoda, ¿leer un libro? ¿una ducha? ¿un baño? ¿hacer deporte? ¿dormir una siesta? ¡Una vez estés relajada podremos ponernos manos a la obra!

2 . Acaríciate y prueba.
Una vez que estés cómoda y relajada, entonces es hora de empezar a tocarte y acariciarte. La mejor manera es empezar con unos juegos previos.

Empieza por acariciar suavemente y masajear tus zonas más sensibles y erógenas: el cuello, los pechos, la parte interna de los muslos y la zona alrededor de la vagina… Ahora comenzarás a estar ansiosa por acelerar el ritmo, pero aguanta un poco más. En su lugar, disfruta de la sensación y nota la tensión por todo tu cuerpo. Cuanto a más vaya esta tensión, más fuerte será tu orgasmo.

3. La zona del placer
Ahora que ya estás suficientemente excitada, es el momento de aprender cómo tocarte a ti misma. Comienza por descender la mano hacia abajo, hacia la vagina. No vas a entrar por el momento. En su lugar, comienza a masajear suavemente el clítoris con los dedos.

  • Movimientos Circulares: algunas mujeres descubren que disfrutan de un movimiento circular suave sobre la mayor parte de su clítoris aunque hay otras que prefieren otros movimientos. La clave está en experimentar y descubrir lo que más te gusta. Frotar el clítoris de esta forma puede ser todo lo que necesitas para alcanzar el orgasmo, pero si quieres probar otras técnicas, sigue leyendo.
  • Por cuera: recorre suavemente con los dedos, de hacia arriba a abajo, los lados de la vagina. Acaricia también los labios mayores por el interior y por el exterior, es una sensación muy agradable y especialmente si estás usando un poco de lubricante.
  • Tiempo para entrar: Este consejo te servirá para aprender a introducir tu dedo en la vagina. Antes asegúrate de que tu dedo está lubricada lo suficiente. Introduce lentamente conforme vayas sintiéndote a gusto. Si te resulta muy incómodo, ¡detente! Pero si te resulta agradable, ve poco a poco introduciendo más y más, y ve experimentando y masajeando los laterales de la vagina.

4. Ve a más
A medida que utilizas cada una de las técnicas que hemos comentado, irán notando como el placer crece y crece. Este “sentimiento” es diferente para cada persona, algunas dicen que sienten como si la tensión se acumulase en sus genitales, otras sienten calor… mientras que otras sienten que tienen ganas de ir al baño (¡en serio!).

Si poco a poco tu cuerpo se la levantando y encorvando es que estás disfrutando. Finalmente, llegarás a un punto en el que este sentimiento alcanzará un pico y llegarás al orgasmo. Lo que importa es que disfrutes en cada momento.

5. Intenta cosas nuevas
Ahora que sabes cómo acariciarte hasta llegar al orgasmo, es el momento de comenzar a aprender más cosas que te ayuden a mantener tu vida sexual de forma satisfactoria. Experimenta con vibradores, bolas chinas o juguetes bondage como esposas y palas de azotar. ¡La imaginación no tiene límites!

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience

 

 

Imagen superior de Eric Fortune

Deja tu comentario

*

*