Conejitos rampantes: el vibrador Must Have de la mujer moderna

by

Si hay un juguete erótico que ha tenido enorme éxito y repercusión entre las féminas de todo el mundo, ése es el vibrador conejito o conejo rampante. Tal es así que tras años de existencia en el mercado, hoy en día se ha convertido en un vibrador imprescindible en el ajuar íntimo de la mujer moderna. Y te preguntarás, ¿por qué? ¿por qué tantas mujeres, de todas las edades, hablan maravillas de este vibrador y cuentan sus excitantes bondades con ese brillo en los ojos? ¿por qué tus amigas ya lo tienen y sólo hacen que repetirte que adquieras el tuyo? Es bien sencillo.

En primer lugar, lo más destacable de este tipo de juguetes, denominados en el sector “vibradores de alta tecnología” o “vibradores rotadores”, es su función rotatoria 360º mediante columnas de bolitas de metal internas. Esta función está pensada para la estimulación directa de las paredes vaginales, ya que la podemos encontrar en el grueso del juguete, la parte penetrable. Además de esta funcionalidad única de este tipo de vibradores, le añadimos el apéndice clitoriano, un pequeño saliente lateral que suele tener forma de conejito -de ahí su nombre- o cualquier otro animalillo gracioso como un delfín, una mariposa o una mariquita. El objetivo de este apéndice, tal y como indica su nombre, es entrar en contacto y estimular el clítoris con la juguetona vibración de sus orejitas mientras el juguete está en el interior de la vagina.

Al combinar ambas funcionalidades -vibración en clítoris y rotación en vagina- se produce una sinergia de placer que acaba siendo una bomba de éxtasis difícilmente alcanzable con otros vibradores de estimulación vaginal única. Lo mejor de todo es que tanto la parte vaginal como la clitoriana cuentan con diferentes intensidades y ritmos que podrás ir regulando y combinando a tu antojo en cada instante. ¡El orgasmo estará asegurado en menos de 5 minutos!

La serie americana Sexo en Nueva York le dio el empujón definitivo mediático a los vibradores rabbit. Varias de sus protagonistas acaban prendadas de uno de ellos hasta el punto de ser unas adictas al placer “conejil”. Ya que existen conejitos rampantes de todos los tamaños, colores, potencias y diseños, puedes elegir el que más te guste y se acople a tus gustos. Su panel de control puede parecer un cuadro de mandos del espacio exterior, pero pronto aprenderás a usarlo. Los hay incluso con la opción de elegir la dirección de la rotación -izquierda y derecha- , con un apéndice extra anal o con botones fluorescentes para que no tengas ni siquiera que encender la luz para manejarlo.

En Sexcoolture.com tenemos muchos modelos, cada cual más original y excitante que el anterior, para que encuentres el que te ofrezca tus mejores clímax, a solas o en pareja. ¡Sí! ¡a él le encantará masturbarte con él y verte súper caliente!

¿A qué esperas para hacerte con tu conejito rampante? ¿Ya sabes qué nombre vas a ponerle?

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience.

 

 

Deja tu comentario

*

*