The Playroom — 23 julio, 2014 at 16:22

La mejor combinación: sexo y ducha

by

Nada es más excitante que la sensación de deslizarte contra el cuerpo húmedo de tu pareja entre el vapor de la ducha.

Sin duda, el sexo ducha es algo con lo que todos hemos fantaseado, pero en realidad, es difícil hacerlo bien. La diferencia de alturas alturas y las superficies resbaladizas pueden convertir la relación sexual en una pesadilla, pero cuando se consigue llegar al éxtasis después pensarás que ha merecido la pena el esfuerzo.

Tener relaciones sexuales en la ducha es una gran manera de romper la rutina del “sexo normal” (como en el sexo en la cama, en el sofá, etc). La sensación del agua caliente o fría recorriendo vuestros cuerpos mientras mantienes relaciones sexuales estimula de una manera completamente diferente y hace todo más erótico.

 

La posición adecuada

La mejor posición para el sexo en la ducha es, sin duda,  el perrito. Una posición inclinada de pie es la mejor opción. Sólo hay que poner un pie en el borde o pídele a tu pareja que te sostenga la pierna mientras te doblas hacia adelante, apoyándote a tí misma en la pared. Dile que mantenga tus caderas para una penetración más profunda.

Esto debería resolver cualquier problema de altura.

Compra algunos juguetes de apoyo

Un problema con el sexo en la ducha puede ser la propia humedad de la ducha. En Sexcoolture puedes encontrar productos que te ayudarán a disfrutar del sexo en la ducha.

Agarre doble con empuñadura sexo en la ducha by Sex in the Shower

Agarre doble con empuñadura sexo en la ducha by Sex in the Shower

Reposapiés con ventosa sexo en el agua by Sex in the Shower

Reposapiés con ventosa sexo en el agua by Sex in the Shower

Esponja vibradora atada a mano, para baño by Sex in the Shower

Esponja vibradora atada a mano, para baño by Sex in the Shower

Masturbación

Sólo porque estés en la ducha, no significa que tengas que penetrar en la ducha. Demasiadas sesiones de sexo de baño terminan en desilusión o resbalones y caídas. Así que otra opción está en concentrarte en los juegos previos.

En primer lugar, tira una toalla mojada en el suelo de la bañera para evitar que te resbales y para añadir algo para apoyar las rodillas. Disfruta de la colección de jabones y champús que tienes en la bañera. Puedes enjabonar a tu pareja, llena de espuma su pecho y acaricia suavemente entre sus piernas. Utiliza la ducha de mano para limpiar la espuma y volverla loca. Cuando esté a punto de llegar al orgasmo, ponte de rodillas y termina con la boca.

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience

 

 

Imagen superior de Fran Recacha

 

 

Deja tu comentario

*

*