All about Sex — 13 agosto, 2013 at 17:09

Las cosas más molestas en una primera cita

by

Vamos a repasar esos momentos vergonzosos de una cita en los que el acompañante se llega a plantar «¿lo hace/dice en serio?». Es curioso como apenas sin darnos cuenta podemos llegar a hacer cosas que irritarán a otras personas, pero sin duda hay pequeños malos hábitos que todos deberíamos evitar en una primera cita.

Aquí están algunos de los ejemplos que sacarán de quicio a tu acompañante:

Estar demasiado atento al teléfono móvil. Seguro que estás ocupado, tienes muchos amigos o tienes una gran cantidad de asuntos que atender. Tal vez incluso tengas mensajes románticos pendientes de responder. Sin embargo, esto no le importa a tu cita, porque si vas a estar con el teléfono móvil toda la noche, tu pareja pensará que habría sido mejor haber cancelado la cita y no haber desperdiciado su tiempo. ¿Imaginas lo irritante que puede llegar  a ser el ver como escribes mensajes desde tu teléfono mientras sonríes por lo que te están diciendo? ¡

Subir una fotografía a las redes sociales. Si llevamos juntos un tiempo y estamos de acuerdo con publicar fotos de la pareja online, sin problema. Pero cuando es tu primera cita, es bastante incómodo que te saquen una fotografía espontánea y la cuelguen en las redes sociales sin preguntar…

Hablar sobre ex-parejas. ¿Por qué la gente hace esto? Por un lado, entendemos que la honestidad y sinceridad es importante en una primera cita, por ejemplo, no sería raro comentar que se está en medio de una separación o que aún se vive con la ex-pareja. Pero hablar cada dos por tres de lo maravillosa o terrible que fue tu anterior relación, nos parece una mala idea.

No cuidar la imagen. No nos referimos a que vayas con traje y un ramo de flores a tu primera cita… pero es agradable ver que la otra persona ha dedicado algo de tiempo a arreglarse para la ocasión. Piensa que estarás transmitiendo interés en quedar bien con la otra persona.

Llegar tarde. Todo el mundo puede retrasarse hasta 15 minutos de rigor pero quizás llegar más tarde de 30 minutos por hacerse el interesante no sea una buena idea.

No escuchar a la otra persona. Una primera cita busca poder conocer mejor a la otra persona, ver si hay intereses comunes, si hay feeling… Si estás hablando todo el rato tu solo o interrumpes a la otra persona para contar una y otra vez tus anécdotas, es posible que termines cansando a tu acompañante…

Preguntar demasiado. En una primera cita, la conversación ha de surgir de una forma natural. Lo mejor será intercambiar gustos, experiencias, opiniones… No hagas demasiadas preguntas para saber cada detalle de la otra persona… ya lo irás descubriendo poco a poco.

Preguntar sobre sexo. Preguntar en la primera cita sobre si disfrutas o no con una postura específica cuando mantienes relaciones sexuales, seguramente hará sentir a la otra persona algo incómoda por la pregunta. Así que, por favor, no solicites información personal acerca de la vida íntima de alguien en la primera cita… a no ser que sea entre juegos y risas por ambas partes.

 

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience

Fotografía superior de Leszek Paradowski

Deja tu comentario

*

*