Tendencias y novedades, The Playroom — 11 abril, 2013 at 19:46

¡Mira quién salta! y ¡Splash!: sexo en el agua, vibradores y complementos

by

 

Se acerca el verano, cada vez mostramos más centímetros de nuestro cuerpo, apetece salir y que nos dé el sol. Por si fuera poco, nos invade la moda de los realities de trampolín en los que famosos y famosetes como Escassi, Falete o Jesulín de Ubrique nos muestran sus dudosas artes frente a la piscina. Aprovechando que el calor está a la vuelta de la esquina, es buen momento para empezar a fantasear con esos juguetes y vibradores que nos permiten disfrutar en el medio acuático de forma segura y divertida, pero también con jugosos complementos para hacer del agua el mejor nido de amor y lujuria.

¿Os imaginais estos concursos de la tele con el condimento de unos cuantos juguetes eróticos? ¿No creéis que sería mucho más divertido e interesante lo que podría salir de ahí? :-)

Hoy os mostramos algunas ideas y los juguetes más adecuados para su uso en el agua, a la vez que os damos algunos consejos para saber distinguir cuáles de ellos se pueden meter en el agua y cuáles no.

 

Sex in the Shower, complementos para enriquecer posturas y placer en la ducha o la bañera

Conociendo que en el agua la líbido se dispara con los cuerpos húmedos y el vapor calentando la piel, y sabedora de las necesidades de las parejas más imaginativas, la firma californiana Sportsheets nos presenta su marca Sex in the Shower, un compendio de accesorios más que interesantes para hacer el amor con comodidad y seguridad en la ducha o en la bañera. Nosotros hemos seleccionado en Sexcoolture los que nos parecen más versátiles y prácticos.

Destaca su agarre doble con ventosa y empuñadura al que os podréis sujetar sin miedo alguno a caer o a resbalaros, ya que es más fácil que arranquéis las baldosas en una embestida o un arrebato de pasión que se caiga el agarre.  Con este otro agarre sencillo, con ventosa de sujeción industrial, la versatilidad se multiplica, ya que podréis combinar uno, dos, tres o los que queráis para atreveros con las posturas más complicadas y enrevesadas que os apetezcan. ¡Ahora sólo tendréis que preocuparos de disfrutar!

Por otro lado, nos ha parecido más que curioso su reposapiés para mejorar el ángulo de penetración e inclinación para las posturas más acrobáticas, e incluso para ayudarnos con la higiene íntima en la ducha, al permitirnos mejor acceso y visibilidad de nuestros genitales ¡y para depilarnos!

 

 

Otro complemento estrella en plena moda gracias al auge del bondage con la trilogía «50 sombras de Grey» son las esposas acuáticas de neopreno. Sus fuertes y resistentes ventosas se adhieren a cualquier superficie lisa, por lo que podremos atarnos en bañera, ducha… pero también en otros singulares espacios como ventanas, puertas de cristal, encimeras, ventanas del coche, metales, etc… Cualquier rincón puede convertirse en nuestra cárcel del placer.

Todos estos complementos combinados pueden dar lugar a un sinfín de posibilidades para enriquecer el sexo en el agua y dotar de mayor diversión vuestras relaciones, para así salir de la rutina.

 

¿Juguetes eróticos salpicables o sumergibles?

Si además, a nuestros pasionales encuentros en la ducha, queremos llevarnos a un amiguito para que nos acompañe, esto es lo primero que nos tenemos que preguntar. ¿Es este juguete apto para agua? Si es que sí… ¿es apto para ducha o bañera? Muchos de los juguetes eróticos nos indican en sus cajas que son waterproof. Sin embargo, nos queda la duda de hasta qué punto podemos mojarlos. Bien, ante esta pregunta, desde Sexcoolture aclaramos la diferencia entre salpicable y sumergible. Salpicable: ideal para ducha, sumergible: es obvio, se puede sumergir en la bañera, jacuzzi, piscina o similar.

Muchos juguetes soportan ser salpicados en la ducha, como los conejos rampantes waterproof, mientras que otros se pueden incluso sumergir (básicamente aquellos recargables, sin peligro de que entre agua en el compartimento de las pilas). Aun así, conviene asegurarnos bien de que el juguete en concreto se puede mojar. El vibrador de pareja We vibe 3, por ejemplo, o los juguetes SenseMotion versión mejorada Tiani 2 o Lyla 2 de Lelo son totalmente sumergibles ya que así lo especifica la marca en sus instrucciones. Es más, si queréis un juguete especial para uso acuático, la divertida esponja vibradora de Sex in the Shower, con correa ajustable, se acopla a vuestra mano dándole ritmo a vuestras caricias y repartiendo la vibración por toda su superficie.

A la hora de lavarlos, tendremos cuidado, en el caso de juguetes con pilas, de extraerlas antes de mojarlos, para así evitar estropear el mecanismo del juguete.

Teniendo en cuenta estas premisas, podremos convertir nuestro momento de relax y aseo en una zona de juegos segura y sin sorpresas.

 

Sexcoolture, a Superior Erotic Experience

 

2 Comentarios

  • La verdad es que ahora con los calores apetece más, no se si será por que como dices en el artículo, enseñamos más centímetros de nuestro cuerpo pero la verdad es que creo que siempres ha sido así. Cuanto más calor hace más calientes nos ponemos.
    Felicidades por el blog y la web.
    Un saludo

    • Gracias! En verano porque hace calor, y en invierno porque hace frío, la cuestión es frotarse. Saludos, Miki.

Deja tu comentario

*

*