Puedes dar de comer a tu cobra después de medianoche

by

Usuario: Bastien Haro
Valoración: ***

¿Un vibrador al que solo tienes que pulsar un botón para correrte? Eso es para perezosos, decía yo, hasta que me luxé la muñeca derecha (jugando al tenis, ¿eh?) y resulta que yo soy diestro. Mi novia, quizá con la intención de que la dejara un poco en paz, me regaló el Cobra Light de Fun Factory. ¡Número 9 en la lista de Angy mejores juguetes eróticos de 2013!

A día de hoy, mi mano está curada y ya no pienso que un aparato como este sea para flojos. Es más parecido a hablar con un manos libres: es increíble todo lo que puedes hacer mientras tanto.

Material/textura
Se trata de un aparato rígido en el que introduces el pene (aunque no cabe entero, sólo 6 centímetros) y aplicas varios tipos de vibración, sobre todo en el glande. Por dentro y por la parte más cercana al orificio es de silicona, conviene lubricarlo. La otra parte es de plástico y totalmente waterproof.

Diseño/tamaño
Es ergonómico y parece cualquier otra cosa, puedes ponerlo al lado de tu colección de naves de Star Wars y pocos notarán la diferencia. Hay cuatro combinaciones de colores para elegir: la rojo/negro me parece total, la negro/negro es elegante y perversa, la negro/blanco parece intergaláctica y la azul/blanco podría ser cualquier otro electrodoméstico.
Mide 15 centímetros de largo, 7 de ancho y otros 7 de alto.

Funciones/controles/funcionamiento
Tiene un moderno touchpad delantero con dos botones y una señal luminosa para controlar los modos e intensidades así como apagar y encender (pulsando durante algunos segundos, lo cual es una excelente medida de seguridad).
Tiene dos motores, uno al fondo, en la parte más interior, donde encajaría el glande y otro en la zona media. La combinación entre uno y otro es lo que produce diferentes tres tipos de vibración: masajeador, punzante y ondulante.
Es medianamente silencioso aunque esté a máxima potencia, se escucha desde la habitación de al lado si la casa está en silencio.
No usa pilas sino el sistema magnético Click N’Charge de los alemanes Fun Factory, que conocerás si tienes otros juguetes de la marca.

Higiene y mantenimiento
Se lava bien debajo del grifo con agua y jabón pero hay que vigilar el interior. Se puede utilizar una gamuza para que no quede rastro de suciedad. No obstante, yo recomiendo un limpiador de juguetes para higienizar su interior. Es muy importante no guardarlo hasta que no esté completamente seco.

Consejos/reseñas a tener en cuenta
Regálate unos preliminares: antes de introducir el pene prueba a apoyarlo sobre el perineo y los testículos. Cuando empieces a excitarte, enguanta tu sexo dentro de la Cobra.
Si a tu compañía sexual le gusta usar un dildo con arnés (o uno sin arnés tipo el Feeldoe), haz que pruebe el Cobra Libre y notará cómo se transmite la vibración.
He notado que este juguete también es útil como entrenador. Por ejemplo: si eyaculas precozmente, su ritmo lento puede ayudarte a trabajar el control. Y al revés, si quieres entrenarte en orgasmos más rápidos (o tienes poco tiempo), dale caña.
No obstante, no lo compres si tu objetivo prioritario es la eyaculación rápida. Es más útil para ir elevando el clímax.

Te gustará si:
Estás harto de (o no te despiertan deseo) los masturbadores que parecen vaginas. O si quieres hacerle cosas a tu pareja, quien puede dedicarse a recibir placer mientras tú ya tienes lo tuyo. Y también si tu masturbador de cabecera es alguno tipo Fleshlight y, como me pasó a mí, tienes las muñecas o los brazos impedidos o, sencillamente, quieres cansarte menos.

Pros:
Placer con el mínimo esfuerzo. El material es bueno y duradero. Sirve para parejas.

Contras:
Necesitas un adaptador extra de USB si quieres cargarlo con un enchufe. Un uso prolongado provoca irritación en el glande, ¡ojo con pasarse o quedarse dormido! No es un buen aparato si lo que necesitas es presión e intensidad.

Deja tu comentario

*

*