Sexo limpio bajo luna roja: Soft Tampons

by

Usuaria: Sonsoles Valdés
Valoración: ***

Aunque se llaman tampones la forma de los Soft Tampons de la marca Joydivision no me recuerda a los tampones desechables de toda la vida, sino más bien a las esponjas. Ni tiene forma de bala ni acaba en un cordoncito. El Soft Tampon es un corazón suave que se introduce en la vagina para absorber el fluido menstrual y no manchar durante las relaciones sexuales. El servicio de ingeniería de Joydivision se lo ha currado para mejor el producto y ahora vienen con una muesca para sacarlo con más facilidad.

No obstante, una vez los has probado, se les puede buscar otros usos. Por ejemplo, meterte en un spa con absoluta tranquilidad aunque te coincida con la regla. Una vez se aprenden los trucos para ponerlos y quitarlos, la vida es más limpia.

Material/textura
Es muy como una esponja muy suave, agradable al tacto y flexible, muchísimo que que un tampón de algodón. Pesa apenas dos gramos. No lleva ninguna sustancia química y no produce alergias ni irritaciones pero no hay que excederse en el tiempo de uso prescrito (8 horas).

Diseño/tamaño
Este, que es el tamaño normal y el más adecuado para las menstruaciones habituales, tiene forma de corazón o, si le das la vuelta, las chicas más sci-fi reconocerán al instante el logo de Star Trek.
Lo mejor de estos nuevos tampones respecto a los anteriores es su carácter ergonómico gracias a la hendidura en el centro que permite engancharlo con el dedo y extraerlo con facilidad.
Viene en cajas de 3 unidades o de 10 y cada uno envasado en un blister. Aunque con la de 10 te ahorras 20 céntimos por unidad, no es recomendable comprarla si no lo has usado antes, ya que la introducción y la extracción tiene sus trucos y puede que no se te de bien.
Si dudas entre el tamaño normal y el mini, coge el normal. El formato mini sirve para flujos escasos o para el último día de la regla. Los puedes combinar, pero mejor cuando te hayas habituado.

Funciones/controles/funcionamiento
Puedes llevarlo puesto hasta 8 horas pero no recomiendo agotar el plazo si no hay necesidad. Creo que no pasare de 6 horas es lo ideal.
Para introducirlo, el mejor truco es humedecerlo con lubricante o con agua. Busca una postura en la que te sientas cómoda introduciéndote otro tipo de tampones, por ejemplo, elevando una pierna, apoyándola encima de la cama. Piensa en el tampón como si fuera una punta de flecha y comprime ambos extremos, haz que se junten. Abre con la otra mano los labios de la vulva y empuja con un solo dedo la esponja desde la base de la fecha el máximo que puedas.
Para sacarlo, ponte en cuclillas e introduce el dedo índice y engánchalo metiendo el dedo por el agujero de la base. Sale sin dificultad.

Higiene y mantenimiento
Ojo, NO es reutilizable. Nada de sacarlo, lavarlo y volverlo a usar.

Consejos/reseñas a tener en cuenta
Además de para tener relaciones sexuales sin mancharse, es ideal para nadar, ir a la sauna o practicar deporte o cualquier otra situación comprometida donde no quieras que asome un cordoncito.
Su uso es compatible con espermicidas.

Te gustará si:
Has probado esponjas menstruales y te preguntas porqué no fabricaban una que no entorpezca la penetración sexual. Voilà! Son invisibles.
Si los tampones habituales te irritan y te dan alergia, no te resignes a las compresas, esta puede ser una opción.

Pros:
Se introduce bien. No contiene sustancia química alguna y por tanto no contaminan el medio ambiente al desecharlos. Nadie va a notar que lo llevas puesto y, al rato, ni siquiera tú.

Contras:
La peor parte es quitarlo (la primera vez), hay que atinar con la solapa donde se introduce el dedo índice para tirar de él hacia afuera. Lo mejor es encontrar la postura adecuada y cogerle el tranquillo con la práctica.

Deja tu comentario

*

*