We Vibe 4, la masturbación en pareja definitiva

by

Usuaria: Melania Grijalba
Valoración: *****

En mi casa, los juguetes eróticos están escondidos, fuera de la vista y el alcance de cualquiera porque forman parte de mi intimidad, no los comparto. Solo los uso para masturbarme cuando estoy sola y, aunque esto no lo admitiré delante de nadie, para mí son mucho más eficientes que un compañero de juegos. Aunque la eficiencia no lo es todo, ¿verdad?

Tengo diferentes vibradores y dildos que he ido coleccionando con pasión y discreción en los últimos años pero, cuando los compraba, miraba de reojo los We Vibe pensando en ese “we” con cierta envidia. Nunca se me había ocurrido pensar que un vibrador pudiera servir para estimular a dos personas a la vez y no lo concebía en mi cama. Sospechaba que me perdía algo. Apareció el nuevo modelo, el 4, y pensé que quizá, por una vez en la vida, podría tenerlo todo a la vez.

Material/textura
Cuando lo tocas con los dedos sientes que la silicona es muy suave y no atrae pelillos ni pelusas. Cuando lo introduces en tu vagina no lo sientes como un elemento extraño sino como algo real, como una parte de ti. Es muy flexible, es increíble cómo se adapta al cuerpo, como una pinza suave.

Diseño/tamaño
Lo que más me ha gustado es su forma en U, de manera que un extremo reposa sobre el clítoris, entre los labios, y el otro se introduce en la vagina para excitar el punto G. Mis mejores y más rápidos orgasmos son los que alcanzo estimulando ambas zonas a la vez, y eso lo puedo hacer con el We Vibe 4. Pero la sensación es aún más potente cuando lo usas en pareja, pues durante la penetración el extremo interior del vibrador alcanza mejor la zona del punto G y él también siente la vibración en su pene. Y os puedo asegurar que no se sale ni se mueve, está perfectamente acoplado y no hace ningún daño.

Si conoces el We Vibe 3, este te parecerá más pequeño, he leído que es un 30% menor. Ocupa lo que cuatro dedos de una mano, por su lado más largo. Personalmente, me encanta que tenga este tamaño porque lo puedo llevar en el bolso o lo puedo usar en un sitio público sin que nadie se de cuenta.

Funciones/controles/funcionamiento
Antes decía lo de usarlo en un lugar donde otros te ven pero no saben lo que está pasando, esto es perfectamente posible no solo gracias al tamaño sino también a que es muy silencioso y que puedes manejarlo con mando a distancia. ¡Aquel que tenga el mando, tendrá el poder! Tiene 6 modos de vibración pero la mejor de todas es la llamada “Echo”, donde se alterna el motor interior con el exterior. Además, tiene una vibración baja y otra alta. Luego tiene una que sientes cómo hace ondas. Otra que va por impulsos, como el bajo de una canción techno y una última que es juguetona, un tanto imprevisible. Y en cuanto a la intensidad, va del 1 al 10, aunque a mí me parece que va del 1 al 1000. Deben ser imaginaciones mías.
También se puede usar bajo el agua. Yo lo he probado en la piscina y menos mal que no había nadie más porque no podía parar de gemir. De las tres horas de autonomía que tiene la batería, me sobraron dos horas cincuenta minutos para seguir buscando orgasmos ya fuera del agua.

Viene con una discreta cajita con tapa que es en realidad el cargador. Necesita 6 horas para cargarse por completo, que no son tantas si las comparas con el modelo anterior que necesitaba 18 y que se puede alimentar por USB, así que si te ves en un apuro lo mismo te vale un ordenador que un coche para recargarlo.

Higiene y mantenimiento
Basta lavarlo con agua y jabón. Lo mejor es tenerlo guardado en su caja-cargador.

Consejos/reseñas a tener en cuenta
Ojo, que el mando no es sumergible. Por lo que os he contado, parece un vibrador muy potente para ir a mil, pero en verdad es un aparatito muy versátil que se adapta a lo que necesites una vez le coges práctica: orgasmos suaves e intensos o el puro descontrol de tu cuerpo.

Te gustará si:
Necesitas algo para estimular tus relaciones de pareja. Y si no quieres decidirte entre buscar el orgasmo clitoriano o el uterino. ¡Persigue los dos!

Pros:
Sus posibilidades de combinación entre 6 modos de vibración y 10 potencias. Su versatilidad combinando estas opciones con diferentes posturas sexuales. Se adapta a cada posición y hasta la más recurrente parece nueva si hay penetración con el We Vibe en funcionamiento.

Contras:
Es necesario usarlo con lubricante (uno de base al agua), es algo que me parece imprescindible.

Otro problema que tiene es que el control remoto no alcanza muchos metros, así que si estás pensando en ciertos juegos con varias habitaciones de por medio… lo mismo hay que acercarse un poco más.

Deja tu comentario

*

*